Compartir, , Linkedin, Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Publicado en:

Presenta la SADER nuevos programas

Con un presupuesto de 65 mil 434.88 millones de pesos (MDP) la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) dio a conocer los nuevos programas para el campo y la pesca y los montos destinados para cada uno de ellos, destacando que ejercicio presupuestal será eficiente y honesto y se centrará en impulsar un sector productivo e incluyente.

El titular de la SADER, Víctor Villalobos Arámbula, destacó que entre los programas nuevos, sujetos a reglas o lineamientos de operación, destaca el de Producción para el Bienestar, orientado a proporcionar liquidez, esto es, apoyos por hectárea a pequeños y medianos productores de granos básicos (maíz, frijol, arroz y trigo panificable) leche y cárnicos.

Asimismo, presentó la estructura programática del campo y la pesca para 2019, cuya reconfiguración presupuestal permitirá incluir a más beneficiarios e instrumentar políticas públicas y nuevos programas de apoyos directos al productor.

Afirmó que se actuará con responsabilidad en el ejercicio del gasto público, buscando hacer más con menos, y que los recursos tengan un uso eficiente, honesto, transparente, con cero corrupción y rendición de cuentas, lo que permitirá potenciar una agricultura más productiva, sustentable e incluyente.

Recalcó que de los 25 programas estratégicos que impulsa el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, 12 tienen una orientación social y cuatro de ellos están en la Secretaría: Producción para el Bienestar, Precios de Garantía a Productos Alimentarios Básicos, Crédito Ganadero a la Palabra y Fertilizantes, con un presupuesto global de 20 mil 500 millones de pesos.

Estos programas estratégicos abonarán al propósito de alcanzar autosuficiencia alimentaria en productos básicos. Además, se activarán programas sustantivos de fomento a la Agricultura, a la Ganadería y a la Productividad Pesquera y Acuícola; Agromercados Sociales y Sustentables; Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria; Concurrencia en las Entidades Federativas, y otros, cuyos recursos alcanzan los 26 mil 609 millones de pesos.

En el rubro de Desarrollo Rural se fortalecerán acciones para impulsar a productores asociados en un territorio rural, no en lo individual, y habrá mayor énfasis en bienes públicos, comunitarios, y menos en bienes privados, mediante la operación de cuatro componentes: Desarrollo de Capacidades; Extensión y Asesoría Rural; Integración Económica de las Cadenas Productivas; Fortalecimiento de las Unidades de Producción Familiar e Investigación, y Transferencia de Tecnología.

El programa de fomento a la agricultura, ganadería, acuacultura y pesca fue rediseñado para atender prioritariamente a los pequeños y medianos productores, a través de políticas y un marco institucional que promueve el crecimiento y desarrollo en el sector rural, con resultados medibles.

Entre los programas también destaca el de Producción para el Bienestar, orientado a proporcionar liquidez, esto es apoyos productivos por hectárea a pequeños y medianos productores -2.8 millones con hasta 20 hectáreas- de granos básicos (maíz, frijol, arroz y trigo panificable) leche y productos cárnicos, pesqueros y acuícolas, con lo cual se contribuye a lograr la autosuficiencia alimentaria.

Asimismo, con el Programa de Crédito Ganadero a la Palabra se busca incrementar la productividad del pequeño productor pecuario, mediante inversiones públicas que permitan incrementar el inventario ganadero bovino, ovino y caprino, así como la actividad apícola, en beneficio de más de 75 mil productores de las 32 entidades federativas. Está previsto que arranque el 22 de febrero.

El Programa de Fertilizantes está enfocado en mejorar la productividad en el campo a través de la disponibilidad de fertilizantes nitrogenados y fosfatados, producidos en el país, a precios competitivos, con el fin de reducir la importación e incrementar la rentabilidad y el ingreso de los productores, lo que permitirá mejorar las condiciones de vida de las familias del sector rural. Su arranque formal se prevé para el 8 de febrero.

Con la operación del organismo Seguridad Alimentaria Mexicana (SEGALMEX) se reactivará el campo mexicano en aquellas zonas donde se concentran los productores más pobres, con la entrada en vigor precios de garantía en los productos básicos: maíz, frijol, trigo harinero, arroz y leche, lo que permitirá reducir la dependencia de importaciones de alimentos; el inicio formal está previsto para el 18 de enero, y el de precio de garantía para la leche aplica desde el 1 de enero.

Adicionalmente, se conformará una Canasta Básica Alimentaria que pasará de 23 a 40 productos a un precio 15 por ciento más bajo que en el mercado, entre los cuales sobresalen frijol, arroz, pastas, pan, aceite, amaranto, cacahuate, atún, sardina, carne de res, pollo y puerco, huevo y pescado. Está previsto que este programa inicie a principios de febrero.

A partir de este año operará también el Programa de Fomento a la Productividad Pesquera y Acuícola, que impactará en el sector con incrementos en la producción sustentable y reorientado a reducir la brecha de desigualdad social, mediante esquemas de capacitación y otorgamiento de apoyos directos.

Este programa está dirigido a pescadores ribereños y de aguas continentales, así como a productores inscritos en el Registro Nacional de Pesca y Acuacultura, con apoyo económico directo para más de 50 mil familias del sector social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *