Compartir, , Linkedin, Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Publicado en:

Sorgo, solución para importar menos gasolina

En el estado de Tamaulipas se contempla la creación de un proyecto muy ambicioso para producir etanol a base del cultivo de sorgo en grano, que se espera empiece a funcionar en el segundo semestre del 2020.

De las 800 mil hectáreas designadas a la siembre en la entidad, 30 mil se usan para la siembra de sorgo, lo que ha creado excedentes, por lo que la empresa Biomex tuvo la idea de producir etanol con el sorgo restante; por lo que está construyendo una planta para producir 122 millones de litros anuales de biocombustible, 1 millón de barriles, que en su mayoría ya tienen comprometidos con Pemex, con quien firmó tres contratos por 10 años.

“El principal beneficio es el desarrollo rural por la producción de sorgo que se va a intensificar en la región, se estima genere 2,500 empleos rurales”, detalla Benito López, director de Biomex.

Aseguró que en paralelo se espera también haya una reducción en la importación de gasolina, en el costo de la gasolina al público porque el etanol es más barato, reducir las emisiones de contaminantes tanto tóxicos como los gases de efecto invernadero que causan el calentamiento global.

Dijo que la construcción lleva el 25% de avance con una inversión inicial de 90 millones de dólares, de los cuales ya lleva 20 mdd invertidos. Además, habrá una etapa de expansión para 2022 para cumplir con el volumen que requiere Pemex, cuyos contratos contemplan el abastecimiento para la zona de San Luis Potosí, Ciudad Mante y Ciudad Valle.

La Norma 016, cuya última modificación se dio en julio de 2017, permite que se use hasta 10% de etanol en la gasolina, excepto en las zonas metropolitanas de Guadalajara, Ciudad de México y Monterrey.

López asegura que 16 plantas como las de Biomex serían suficientes para abastecer a México de etanol y eliminar el uso y la importación de MTB, un alcohol oxigenante que utiliza Pemex para mezclar la gasolina y que es altamente contaminante. Por ello, cerca de 65 países ya sustituyeron este producto por etanol.

Por cada litro de etanol, se dejaría de importar un litro de gasolina, destaca el directivo. “Si prevalece la prohibición de las zonas metropolitanas y solo se utiliza etanol en la provincia, México requeriría de ocho plantas, y se esperaría que el sistema legal recrudezca un poco la legislación para que se prohíba el alcohol oxigenante que produce Pemex. Creemos que es insostenible que se mantenga esa prohibición en zonas metropolitanas”, puntualiza.

Gran parte de la industria aún no se decide a invertir en esta actividad debido a la prohibición del uso de etanol en las zonas metropolitanas; el argumento de la prohibición es la idea de que generaría altas emisiones de gases invernadero.

Pero en octubre del año pasado, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Secretaría de Energía hicieron público un estudio que concluía que, en el empleo de gasolina con 10% de etanol en la Ciudad de México, no había una diferencia significativa en las emisiones de ozono frente a la gasolina con menor porcentaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *