Compartir, , Linkedin, Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Publicado en:

Entra de contrabando a México mangostán colombiano

Con la complacencia de las autoridades responsables de la sanidad vegetal, toneladas de mangostán están ingresando cada semana a territorio mexicano por el río Suchiate y enviadas a Estados Unidos como si se tratara de fruta producida en México y particularmente en la región del Soconusco, cuando aquí las plantaciones existentes apenas están empezando a florear.

Por ello, productores de esa fruta que tiene un alto valor en el mercado internacional, solicitaron a los titulares de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), Víctor Villalobos Arámbula y del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) Francisco Javier Trujillo Arriaga, ordenar una investigación, toda vez que no solamente se están realizando esas actividades de contrabando, sino que existe riesgo de llegada de plagas desconocidas.

En estos momentos ni en Guatemala ni en México se encuentra en proceso de cosecha, por lo que se estableció que la fruta está llegando desde Colombia al país centroamericano y de ahí es cruzado por el río Suchiate hacia territorio mexicano, en donde lo documentan para enviarla a Estados Unidos.

Consideran que funcionarios de Sanidad Vegetal están incurriendo en actos de corrupción, toda vez que inspectores oficiales de la SENASICA y SAGARPA tienen que expedir el Formato 35 de pago de derechos y otorgar el Certificado Fitosanitario Internacional que se exige para la exportación.

“En las últimas semanas ha entrado una gran cantidad de fruta, por lo que se advierte una gran complicidad entre comercializadores e inspectores, porque en la región del Soconusco las plantaciones están empezando a florear”, dice el productor Rigoberto Colloy Ríos.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales y Pecuarias (INIFAP), la cosecha de mangostán en México se registra entre los meses de abril y octubre, por tanto toda la fruta que están comercializando llega de contrabando por el río Suchiate.

Para los productores, el ingreso de fruta en forma ilegal pone en riesgo tanto al mangostán como a otros cultivos por la posible llegada de plagas que aquí no existen, al no haber tampoco protocolos de atención.

En México, el mangostán es un cultivo nuevo y una buena opción que en la región del Soconusco y Frontera Sur están utilizando los agricultores, pero con las acciones de los comercializadores están poniéndolos en riesgo.

Actualmente existen sembradas unas mil hectáreas, de las cuales en unos meses empezará la cosecha en unas 300, principalmente en los municipios de Tuxtla Chico, Tapachula, Mazatán, Huehuetán y Cacahoatán.

Guatemala, en donde también existe ese cultivo, tampoco hay producción y de acuerdo con la información con que cuentan es que la fruta está llegando desde Mariquita de Tolimán, Colombia y aquí la documentan como si fuera mexicana para exportarla a Estados Unidos.

En la región existen dos puestos de control en donde se expiden los Certificados Fitosanitarios de Exportación ubicados en Tapachula y Huixtla, cuyos inspectores oficiales estarían expidiendo los documentos a los comercializadores, en una forma totalmente irregular e ilegal.

La Garcinia Mangostana, más conocida como mangostán, es considerada como la “Reina de las Frutas”, no solamente por su sabor sino por las propiedades curativas, al tener un alto contenido de xantonas, sustancias químicas naturales con un alto poder antioxidante y terapéutico.

Nativo del sureste asiático, Tailandia, Malasia, Indonesia y Filipinas, se cultiva en Costa Rica, Brasil, El Salvador, Honduras, Guatemala, Colombia y México, siendo en la región del Soconusco, Chiapas, donde se ha encontrado la tierra más fértil para su desarrollo.

Los estudios realizados por diversas instituciones de investigación indican que los antioxidantes del mangostán, ubicados en su cáscara, previenen el endurecimiento de las arterias, mejora el funcionamiento del corazón, es considerado anti Parkinson y anti Alzheimer, antitumoral y anticancerígeno.

Asimismo, un poderoso fungicida, antibacterial y antiviral, aumenta las defensas del organismo, es antiinflamatorio y se emplea para atender problemas pulmonares.

Productores de mango están reconvirtiendo sus cultivos, toda vez que éste es más rentable y de alta demanda en los mercados nacional y extranjero. (Cuarto Poder)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *