Compartir, , Linkedin, Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Publicado en:

Necesario preservar potencia agrícola de Xochimilco

Xochimilco es una zona con capacidad para abastecer de alimentos frescos a la Ciudad de México (CDMX) si se sembrara en las 30 mil chinampas que aún existen de las 100 mil que eran, podrían abastecer de comida a casi 8 millones de personas. Sin embargo, muchos desconocen el gran potencial que tiene para producir alimentos y la técnica ancestral que se utiliza.

Y es que las chinampas son islotes construidos en aguas poco profundas, elaboradas a base de troncos, ramas y cañas cubiertas de guijarros, grava y tierra para la siembra, entre ellas dejaban canales de agua para transportar los alimentos en canoas, en ellas se cultivan desde hace dos mil años maíz, frijol, calabaza, chiles, jitomates, quelites, flores, hierbas de olor, entre otras. Aunque hoy en día también producen miel, ganado en pie, carnes y lácteos.

Este sistema milenario al estar sobre el agua facilita las labores de riego por la constante humedad, dando origen a mayores rendimientos y proceso sustentable porque aumentan la fertilidad del suelo al estar formadas de composta; pueden llegar a producir hasta 240 kilos de hortalizas por hectárea al día.

Es tal la importancia de esta zona, que algunos restaurantes de reconocidas marcas han optado por hacer uso de los alimentos que ahí se producen, incluso se hace cargo de preservar la chinampa que los provee de insumos, convirtiéndose en una vinculación muy necesaria, pues muchos de estos negocios elaboran el 95% de sus alimentos con productos  provenientes de las chinampas.

Patrimonio de la Humanidad, Xochimilco, ha venido sufriendo grave deterioro debido al cambio de uso de suelo, urbanización e introducción de especies exóticas como las carpas y tilapias; existe una leyenda local de que el día que se pierda el ajolote, Xochimilco se acaba.

Por eso, Xochimilco, proviene del vocablo náhuatl que significa “en la tierra sembrada de flores”; es un espacio vital para la Ciudad de México, pues además de proveer de alimentos, es un pulmón para la ciudad. En esta zona se concentran más de 140 especies de aves acuáticas, ajolotes, acociles, charales. Se estima que si desaparece Xochimilco, la temperatura de la mega urbe aumentaría hasta cuatro grados.

Por esta razón un grupo de pescadores están tratando de evitar que peces invasores acaben con Xochimilco y su fauna, en particular con el ajolote, un tipo de salamandra que solo existe en los 180 kilómetros de canales de la zona.

Las carpas y tilapias se introdujeron como un recurso aprovechable para el consumo humano; sin embargo, resultaron ser invasivas y ocasionaron problemas, originalmente la pesca existía solo para autoconsumo e incluía también almejas y acociles, especies que ya difícilmente se ven en los canales.

El problema es mayor porque ambas especies se reproducen rápidamente con el efecto potencial de devastar a Xochimilco y su ecosistema. Al día de hoy, este proyecto corre el riesgo de naufragar y con él parte del esfuerzo por salvar las especies de Xochimilco, ya que cada vez hay menos pescadores, los jóvenes ya no se interesan por la pesca y prefieren dedicarse a otras actividades fuera del campo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *