Compartir, , Linkedin, Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Publicado en:

Crece pesca ilegal en refugio de vaquita

La pesca ilegal creció en el área de refugio de la vaquita marina debido al fin del pago de compensaciones a los pescadores que respetaban la veda, denunció la organización Sea Shepherd; pues cada noche detecta hasta 70 pangas ilícitas dentro del área de protección de la especie en peligro crítico de extinción.

Sea Shepherd sólo identificaba 10 embarcaciones por noche antes de que la actual Administración terminara en enero con estos pagos; informó el navegante Jack Hutton durante la presentación en el Senado del documental «Sea of Shadows».

«Hemos visto tanto incremento ahí, sabemos que están matando a la vaquita. Hace dos semanas tuve en mis manos una de las últimas vaquitas que encontramos enredada en una red», lamentó Hutton.

Sergio Sánchez, subsecretario de Gestión para la Protección Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), confirmó que el Gobierno Federal no mantendrá las compensaciones.

«En los últimos años se dedicaron al pago de compensaciones mil 500 millones de pesos. Se decidió no continuar con las compensaciones porque no han sido efectivas: el hecho de que se hayan pagado estas compensaciones, que se haya pagado por no pescar, no ha significado que la pesca ilegal disminuya y que la vaquita sea protegida», aclaró.

El funcionario indicó que para atender a las comunidades de San Felipe, en Baja California, y Santa Clara, en Sonora, se otorgaron permisos para pescar curvina durante esta temporada.

No obstante, líderes pesqueros demandaron mayor esfuerzo gubernamental para detener la ilegalidad en la región, ya que la pesca legal es incapaz de competir contra la ilícita.

Un pescador en regla vende un kilogramo de curvina por 20 pesos, mientras el ilegal lo despacha en la mitad de precio, denunció Carlos Tirado, representante de la Federación Regional de Sociedades Cooperativas de Pescadores de la Reserva de la Biósfera.

«La corrupción fortaleció la pesca ilegal y sepultó la forma tradicional de trabajo. En lugar de rescatar la pesca legal, pretenden convertirnos en agricultores, ganaderos o cualquier cosa que nos aleje del mar. Eso es inaceptable», reclamó.

Ven riesgo de embargo, México enfrenta la amenaza del embargo de camarón y curvina si desaparecen la vaquita marina y la totoaba, especies en peligro crítico de extinción, advirtió Sánchez.

El año pasado, la Corte Internacional de Comercio de Estados Unidos ordenó prohibir las importaciones de pescados y mariscos capturados en el hábitat de la vaquita.

«En caso de materializarse, significará que México no podrá comerciar camarón ni curvina y eso es solamente el inicio porque el embargo está asociado incluso a restricciones de navegación y abasto de combustible», explicó el subsecretario.

La Iniciativa para la sustentabilidad en el norte del Golfo de California, que presentaron la SEMARNAT y la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) el mes pasado, también busca evitar el embargo, afirmó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *