Compartir, , Linkedin, Google Plus, Pinterest,

Imprimir

Publicado en:

Invento mexicano contra la escasez de agua en el campo

Un científico mexicano desarrolló un invento que permite la absorción y retención de grandes cantidades de agua hasta en un 90%, esta alta tecnología permite un significativo ahorro a los sistemas de riego, a su vez reduce el riesgo de muerte de las plantaciones por escasez del líquido en un 98% y las ayuda a soportar hasta 4 meses altas temperaturas ambientales.

El denominado  “Silo de Agua o lluvia sólida” es un polímero que encapsula el agua en forma de gel y después se mezcla entre la tierra donde están las raíces de las plantas, se adhieren a ellas y las mantienen hidratadas permanentemente, mencionó el científico mexicano Sergio Jesús Rico Velasco, ingeniero egresado del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y creador de este concepto.

Explicó que este polvo granulado de bioacrilato de potasio es biodegradable y no tóxico que permite que la retención del líquido de lluvia sea tomada por la raíz de las plantas de acuerdo a sus necesidades. Su aplicación es sencilla, se introducen en la tierra a la altura de la raíz y cuando llueve, el agua se vuelve sólida y permanece así mientras es consumida por la planta.

Una vez que se termina la humedad del polímero, éste vuelve a hacerse polvo y cuando llueve nuevamente encapsula el agua, manteniéndose en la tierra por un lapso de 8 a 10 años. Destacó que por cada kilogramo de esta fórmula se gelatinizan 500 litros de agua de “lluvia sólida”, por lo que además resulta muy barato.

Comenta que este compuesto es único en el mundo, pues aparte de aprovechar mejor el líquido, permite almacenarlo en costales, tambos, cubetas y botellas de PET en caso de la ausencia de lluvia, y que no se modifican el PH, las sales, ni los nutrientes. Además, sus ventajas es que reduce costos de agua, fertilizantes, mano de obra e incrementa la productividad.

Dijo que la humedad es horizontal, por lo que permanece por semanas o meses sin necesidad de regar o que llueva. Los beneficios de esta tecnología se conocen cada vez más en diversas regiones del país, destacando su valor en favor del medio ambiente, debido al importante ahorro de agua que implica y a la conservación del suelo, así como las ventajas económicas para los agricultores.

El ingeniero habló de algunos casos de éxito en México en donde se ha aplicado su invento, refirió su uso en un campo de frijol en Puebla donde logró aumentar la cosecha de 450 a mil 800 kilos y otro de girasoles donde se pasó de mil 100 kilos a 3 mil kilos. También hizo hincapié del caso de un cultivo de papa donde se obtuvo una productividad 300 veces superior a la habitual y se gastó 75 por ciento menos en agua, fertilizantes y demás insumos.

Cabe señalar que el ingeniero Sergio Jesús Rico Velasco recibió en 2012 el Premio Nacional de Ciencia de la revista Quo, y fue nombrado en 2014 como la mente científica más brillante de nuestros tiempos en México, según la revista Discovery.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *